Buenos Aires, entre las ciudades más baratas para estudiar

Primero está el costo de la visa para ingresar al país. Después viene el pago del alquiler, la comida, el transporte, Internet, el teléfono. La suma de todos estos ítems da, para el estudiante extranjero que viene a Buenos Aires, unos 980 dólares al mes, algo más de 5.860 en el semestre. Como aquí la universidad no se paga, ese será el costo final de su estadía. Con este valor, Buenos Aires es hoy una de las más baratas del mundo para estudiar. Quedó en el puesto 65 sobre 80 ciudades relevadas en un estudio internacional sobre el costo de vida de los estudiantes internacionales.

El informe fue realizado por Nestpick, una empresa con sede en Berlín especializada en alquiler de departamentos amoblados. Analizaron el conjunto de los costos para los estudiantes en el primer semestre de 2018. San Francisco (Estados Unidos) quedó como la más cara para quienes encaran estudios superiores. Allí costó $37.428 el costo de vida el primer semestre. Le siguen Dubai, de los Emiratos Arabes (us$29.701,44) y Austin, EE.UU. (us$29.654,56). Entre las más baratas están Bangalore, India (us$2.922,26), El Cairo, Egipto (us$3.263,29) y Bucarest, Rumania (us$4.656,81).

 

El estudio de Nestpick suma todos los gastos de la vida cotidiana que tiene un estudiante en la ciudad más el arancel de la universidad a la que concurra. Para eso toman el valor de la universidad “más destacada” de cada ciudad. Para el caso de Buenos Aires, tomaron la Universidad de Buenos Aires (UBA) que, para los estudios de grado, es gratuita.

Los autores del informe destacan que hoy “Buenos Aires ofrece estudios de licenciatura gratuitos para estudiantes argentinos e internacionales, y es una opción muy atractiva para aquellos que buscan una experiencia económica en el extranjero”.

Hoy, Buenos Aires es la ciudad de Iberoamérica que más estudiantes extranjeros recibe. Incluso más que Madrid o Barcelona. Este año llegaron unos 61.000 estudiantes. Gastaron169 millones de dólares para su estadía durante 2017, un 22% más que en 2016. El 22% de los estudiantes llega desde Brasil, el 16% desde Europa, el 10% de Chile, el 35% del resto de América y un 17% de otros orígenes, de acuerdo a las cifras oficiales.

“Lo que atrae a los estudiantes internacionales no es la gratuidadde las universidades sino la calidad que tienen. Lo interesante sería hacer un gráfico que relacione costo de vida con calidad educativa. Allí se vería que Buenos Aires, siendo de las más baratas tiene las universidades que mejor califican en los rankings internacionales. Hay una doble atracción: calidad educativa y un razonable costo”, le dijo a Clarín Fernando Straface, secretario general y de relaciones internacionales de la Ciudad.

 

FAc de Derecho.jpg

Patricio Conejero, subsecretario de asuntos internacionales de la UBA coincide con el enfoque. “Entre los estudiantes de grado de la UBA, que es gratis, sólo el 4% son extranjeros. Mientras que en posgrado, que es pago –y con un arancel diferencial más caro para los extranjeros- el 15% vienen de otros países. Nos eligen por la calidad y el reconocimiento que tiene la UBA”, le dijo a Clarín.

Este año Buenos Aires ya había sido noticia, cuando se convirtió en “la mejor ciudad para estudiar” de Iberoamérica, en el ranking QS. Trepó 17 puestos en un año y por primera vez superó a Barcelona y Madrid.

El ranking QS es realizado por la consultora británica Quacquarelli Symonds. Toman en cuenta diversos parámetros como el nivel académico de las universidades que hay en una ciudad; la cantidad y diversidad de estudiantes; así como lo deseable y accesible que resulta desde el punto de vista económico. Lo hacen sobre la base de datos objetivos de las universidades y también con encuestas de percepción a 50 mil estudiantes.

“Buenos Aires subió debido a la mejora en cómo los estudiantes evalúan la experiencia en la ciudad y si se quedarían tras graduarse. También se destaca en las perspectivas laborales que presenta tras la graduación”, le dijo a Clarín Jack Moran, de QS.

Una de las trabas que encuentran los estudiantes extranjeros que quieren venir a Buenos Aires es lo engorroso de los trámites para obtener la visa. Por eso, desde el gobierno de la Ciudad junto al Ministerio de Educación nacional, Cancillería, Migraciones y las universidades armaron una mesa para ver cómo pueden hacer para agilizar estos trámites.

Un convenio para que vengan más alumnos

La Ciudad de Buenos Aires firmó un convenio con 23 universidades, entre ellas la UBA, para potenciar la llegada de estudiantes internacionales. Lo hizo en el marco del programa “Study Buenos Aires”, que les brinda a esos jóvenes facilidades, sobre todo para los primeros días como un “kit de pre arribo” que incluye una línea gratuita para el celular, una tarjeta SUBE y una tarifa especial en hostels para las primeras noches. El objetivo del programa es llegar a los 100 mil estudiantes extranjeros en 2021.

La mayoría de los jóvenes que llegan para estudiar lo hacen en programas cortos. Otros hacen “intercambios”, de un semestre o un año. Después están los dos formatos más clásicos: los que hacen alguna carrera de grado, o los que hacen un máster o posgrado.

POR: Ricardo Braginski

FUENTE: CLARIN

LINK: Buenos Aires, entre las ciudades más baratas para estudiar