Llega inversión de co-living a la Argentina

Casa Campus se posiciona para reunir e invertir US$ 400 millones en los próximos cinco años.

Fahad Siddiqui, co-fundador de The Collective, la empresa líder de Co-Living en Europa, es uno de los inversores ángel en el equipo Casa Campus, pionero en vivienda compartida. La empresa, con sede en Buenos Aires, se encuentra en proceso de recaudar 400 millones de dólares en el transcurso de cinco años. Los acompaña una amplia red de inversores que ya se han sumado al proyecto y comprenden el potencial del co-living como negocio. Planean revolucionar el mercado habitacional en América Latina.

 Fahad Siddiqui (La Nacion)

Fahad Siddiqui (La Nacion)

La historia de Fahad Siddiqui

Hace menos de una década, un joven inglés comenzaba la desafiante tarea de crear una industria. Fahad Siddiqui, se propuso nada más -y nada menos- que innovar en una de las actividades más antiguas de la historia humana: la vivienda; y en una de las ciudades más competitivas y eficientes del mundo: Londres.

Fahad tenía solo 20 años cuando inició este camino y ya observaba con atención cómo sus amigos se agrupaban para compartir una vivienda. Todos ellos, estudiantes o jóvenes profesionales, buscaban el doble propósito de tener una opción superadora y accesible de vivienda y, a la vez, encontrar compañeros de ruta que permitieran transitar la soledad y el aislamiento que genera el mundo “hiperconectado” en el que vivimos hoy.

Es ahí cuando este estudiante de economía empresarial y geografía de la London School of Economics, con una pasión innata por crear organizaciones que funcionan, acuñó una frase que desde entonces se ha convertido en el norte de sus inversiones: “Nacíamos en comunidad y buscábamos nuestra individualidad. Hoy, nacemos en la individualidad y buscamos nuestra comunidad”.

Así dio sus primeros pasos y sembró las semillas de The Collective, una de las empresas líderes de co-living que opera en el mercado europeo. Los comienzos no fueron fáciles: “Hoy The Collective se ha convertido en una verdadera multinacional que factura millones. Sin embargo, al principio, sin recursos y sin track record, todo nos costaba diez veces más”, afirma Siddiqui.

Ahora, Fahad capitaliza su experiencia y redobla la apuesta con Casa Campus.

El testimonio de Fahad Siddiqui, emprendedor e inversor

1) ¿Cómo y cuándo nació en vos la idea del co-living?

La idea del co-living, por desgracia, no llegó en un sueño. Surgió de la constancia, de ensayos y errores, junto con las fuerzas y las lecturas del mercado.

Comenzó durante mi último año de la universidad, como un servicio para ayudar a los estudiantes extranjeros a encontrar su camino a través del desafiante -y a veces penoso- proceso de radicación en una nueva ciudad o barrio. En Londres, por lo general, a los estudiantes se les ofrece alojamiento subsidiado en la universidad en el primer año. Para los siguientes años… “estás solo”. En ese momento tenés que hacerte un lugar en el competitivo mercado de alquiler, donde a la mayoría de los propietarios no les gusta tener estudiantes como inquilinos, hay requisitos de garantía, depósitos muy altos, etc., y una frialdad profunda en el proceso. Nuestro servicio, es todo lo contrario.

Nos dimos cuenta de que las habitaciones que publicábamos en la web generaron un gran interés también en jóvenes profesionales. Así que empezamos a alojar un mix de estudiantes y jóvenes profesionales juntos en una serie de casas alrededor de Londres. Encontramos, como sucede con la mayoría de las cosas, ganancias de economías de escala — cuanto mayor sea la propiedad, mayores los resultados.

Vimos que un servicio acorde a las expectativas de los miembros de nuestra comunidad y de las necesidades de rentabilidad de nuestros socios inversores para nada estaba contrapuesto. En absoluto. En realidad, todo lo contrario.

2) ¿Cómo fueron los primeros pasos?

Difíciles. Éramos jóvenes e inexpertos, y había una lista aparentemente interminable de tareas para completar. Trabajamos duro y largas horas por casi ningún pago, pero fue inmensamente gratificante ver el crecimiento de nuestra la empresa.

 Fahad Siddiqui (La Nacion)

Fahad Siddiqui (La Nacion)

3) ¿Qué le recomendarías a un inversor que quiera entrar en esta industria?

No lo dudes. ¡Hacelo!. El mundo está cambiando. El actual mercado de la vivienda está detrás de las necesidades de las generaciones actuales y futuras.

Gracias a los rápidos avances en todas las industrias, particularmente en la tecnología, estamos experimentando la tasa de cambio más rápida en nuestra historia. El hecho de que el espacio de oficinas comerciales esté siendo interrumpido por espacios de co-working es sólo una prueba natural de las tendencias mundiales, y la industria de la vivienda no es una excepción, el co-living es un hecho. Cuando la forma de trabajar cambia, la forma de vivir también debe y está cambiando.

4) ¿Qué le recomendarías a jóvenes que quieren ser parte de esta industria?

El producto habla por sí mismo y penetra fuertemente con el estilo de vida de los jóvenes. La generación actual de estudiantes y profesionales busca flexibilidad, acceso a una comunidad, comodidades, y buen servicio.

Sin embargo, no creo que el producto se limite a un grupo de edad en particular, es un producto de actitud y estilo de vida. Usted puede tener 60 años y beneficiarse del producto, sabemos que nuestra comunidad valora la interacción con personas con mayores experiencias de vida también.

5) ¿Por qué decidiste invertir en Buenos Aires y en Casa Campus en particular?

Tenía la intención de explorar Sudamérica y decidir qué quería hacer y dónde. Buenos Aires fue mi primera parada ya que mi investigación indicaba que tenía un sistema de educación superior muy respetado en la región; y luego, me enamoré de la ciudad.

Casa Campus sucedió por casualidad. Buscaba un socio estratégico para lanzar un proyecto de residencia estudiantil/co-living en la ciudad. En la primera reunión con los fundadores se hizo evidente que había sinergias mutuamente beneficiosas y una misma pasión por el producto.

La pasión es esencial cuando se lanza un producto de esta naturaleza. Ser el primero en cualquier mercado es difícil, la única manera de hacer un éxito de algo es a través de una fuerte creencia y determinación. Un equipo capaz y contactos en la industria son los componentes que te ayudan a alcanzar tus objetivos más rápido. Todos estos ingredientes claves hicieron que tomar la decisión fuera fácil.

6) ¿Qué planes tienen para la compañía?

Creo que en los principales centros urbanos hemos perdido la dinámica interpersonal de las comunidades tradicionales, donde la gente solía ser consciente de sus vecinos. El cambio a una comunidad muy transitoria ha dificultado bastante la adaptación en nuestras ciudades. Sin embargo, creemos que podemos lograrlo.

Actualmente, estamos sentando las bases para que nuestro plan sea el proveedor número uno de co-living en Latinoamérica. Pensamos invertir unos USD 400 millones y regionalizar nuestro accionar. Hemos creado un “dream team”, como le dicen acá. Esto incluye la finalización de la nueva marca de la empresa, la creación de una aplicación para nuestros miembros y muchos otros mini proyectos interesantes e innovadores para crear el mejor producto posible para nuestros miembros.

7) ¿En qué concentrás tu tiempo hoy?

Producto y operaciones. Ambos requieren mucha investigación y sesiones debrainstorming con mi equipo. Estamos experimentando constantemente con nuevas ideas, ¡lo cual es muy emocionante!

8) ¿Cómo vinculás el aspecto del negocio con la dimensión y función social que buscás darle a Casa Campus? ¿Cuáles son tus planes? Por lo que contás, esta nueva concepción en la forma de vida, el “co-living”, trasciende el mero hecho de conseguir una vivienda, se conciben espacios con una función social… ¿Cómo se relaciona esto con la parte de “negocio” de Casa Campus?

Para mí, es negocio solo si es sustentable. Así que la función social y el negocio están vinculados de forma intrínseca. Queremos construir una comunidad extendida, dentro de la cual puede haber subcomunidades, por ejemplo: desde comunidades de inversores hasta comunidades de salud y fitness.

Sin embargo, nuestro objetivo es ir más allá de nuestra comunidad interna de Casa Campus, queremos ayudar a la comunidad extendida a través de iniciativas sociales. La Casa Campus Foundation está siendo creada con ese propósito. Creemos firmemente en traer de vuelta lo que la “comunidad” significa para un entorno urbano.

9) ¿Cuál es tu próximo desafío?

Hacer realidad el co-living más grande del mundo en Buenos Aires. En San Telmo, un área que se encuentra recuperando su esplendor y de altísimo potencial. Hoy, el mejor lugar del planeta para cristalizar esta idea. Ya está comprado el terreno y nuestro equipo de ingeniería se encuentran trabajando intensamente. Tendrá más de 400 cuartos con su baño privado, 26 pisos y amenities increíbles. Estaremos presentando el “twodios”, una variante a la vez innovadora y atractiva para inversores. El edificio contará con puerto para drones, domótica, spa, un “co-working garden”, un “sky lounge”, bibliotecas y un “shuttle bus” desde y hacia los principales campus de la ciudad.