Un coliving sin operador no es coliving

El valor del servicio está cambiando el modelo de negocios en distintas industrias, también en el Real Estate. El Coliving es el mejor ejemplo. Pero un coliving sin operador, simplemente no es coliving.

El operador es quien convierte las amenities tradicionales en espacios de convivencia que extienden las paredes de donde se vive. Es el generador del plus que cambia la ecuación en la que un inversor paga por metro cuadrado y cobra por valor. Esto se construye a partir de tres ejes:

Administración centralizada

Todas las unidades del edificio pertenecen al mismo pool de rentas. Esto permite cuidar el negocio y evita la competencia interna que perjudica a todos. 

El equipo especializado de Casa Campus brinda su know how para hacer crecer el negocio desde la promoción, el marketing y la gestión de los desarrollos. Garantiza la ocupación permanente de los departamentos a través de convenios con empresas, universidades y grandes operadores del sector. Y gracias a la economía de escala logra costos de servicios, insumos, mantenimiento y administración más bajos.

Contratos flexibles

Los residentes acceden a una solución integral para su necesidad de vivienda en un solo paso, una simplificación muy valorada por los que están llegando a una nueva ciudad. Los contratos son sencillos y flexibles, sin la obligación de atarse a plazos determinados como en los alquileres tradicionales ni la necesidad de presentar garantías inaccesibles para los que llegan desde el exterior u otras provincias del país. E incluyen todos los servicios en una misma factura: los residentes no tienen que preocuparse por la contratación, inconvenientes o problemas en la administración del día a día. 

Generar Comunidad

Es lo que marca la diferencia entre ser vecinos y colivers, el alma de la convivencia, el servicio que genera el valor agregado que constituye la esencia del coliving. En este punto, el rol del operador no se limita únicamente a las tareas básicas para garantizar el funcionamiento cotidiano a través del Building Manager de cada edificio. También organiza actividades específicas para cada comunidad, brinda información de la zona y conecta a los residentes de cada Casa a través de la APP exclusiva de Casa Campus. 


El mundo busca simplificarse. El tiempo es escaso y se trata de obtener experiencias sencillas y completas, soluciones en un solo paso. Ese es el real estate del Siglo XXI.


el rol del operador de coliving.jpg